Franquicias

Caso de resolución de contrato

El problema

 

Un franquiciado debido a su insatisfacción con el funcionamiento y la falta de asistencia de su franquicia decide abandonarla, al considerar que le estaba ocasionando graves daños económicos.

 

Como consecuencia de la ruptura unilateral del contrato, recibe una demanda del franquiciante en que se le reclama pagos atrasados, así como daños y perjuicios. El franquiciado manifiesta que antes de romper la relación, había intentado en diferentes ocasiones contactar con las personas responsables de la franquicia, para transmitirles su queja por vía telefónica y email, pero no había recibido ninguna contestación.

 

La solución

 

En la contestación a la demanda por el franquiciado, se solicita al juzgado, la apertura de un proceso de mediación, a la cual la franquicia se aviene, procediéndose a paralizar el procedimiento.

 

En la mediación el franquiciado tiene la oportunidad de transmitir de forma directa las quejas que han motivado la decisión de rescindir el contrato. La franquicia informa que desconocía la insatisfacción del franquiciado, y lo achaca a que, al estar en un proceso de cambio de titularidad de los propietarios, se pueden haber producido ciertas situaciones de desconcierto.

 

Se llega al acuerdo de reconsiderar la cifra total de la demanda, fijando el importe total solo sobre las cantidades adeudadas pendientes de pago. El acuerdo se hace llegar al juzgado que lo valida y le da carácter ejecutivo.

 

La mediación se realizó en 1 día, generando a las partes un ahorro importante de tiempo, de costes y evitando a la franquicia la publicidad del contencioso con su franquiciado. 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© En Acordia,trabajamos por el acuerdo

Llamar

E-mail