Empresa Familiar

Caso de conflicto en la familia empresaria

El problema

 

Dos hermanos accionistas minoritarios en una empresa de construcción, debido a las difíciles relaciones que mantenían con el socio mayoritario (su tío) quieren vender su parte y cobrar unos dividendos que se les habian retenido.

 

Los sobrinos habían heredado su participación en esta empresa, de su difunto padre, que según ellos había sido el fundador y la había levantado de la nada y que en un momento en que se encontró en dificultades financieras, buscó la ayuda de su hermano. El tío aportó el dinero necesario para evitar la quiebra de la empresa, contribuyendo además a su reorganización para transformarla en una empresa viable.

 

La solución

 

La mediación fue tensa y difícil, al final el tío aceptó que existía una reclamación legítima respecto al pago de los dividendos, pero no estaba de acuerdo con el precio que ponían los sobrinos sobre las acciones. Las partes negociaron un precio para las acciones y finalmente acordaron que el tío les pagaría una cantidad que comprendía el importe de las acciones y los dividendos atrasados.

 

El año de conflicto que llevaban los accionistas, se pudo resolver con un 1 día de mediación, evitando poner en riesgo la continuidad de la empresa. 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© En Acordia,trabajamos por el acuerdo

Llamar

E-mail