Equipos de Trabajo

Conflicto generacional en la empresa

El problema 

 

Juan y Andrés trabajan en el departamento administrativo. Andrés era más joven con inquietudes de progresar, mientras, Juan se encontraba cerca de la jubilación con lo cual tenía una gran cantidad de conocimientos en comparación con Andrés, aunque desde el punto de vista de Andrés, siempre consideró que esta experiencia de Juan podría ser de gran utilidad si la compartiera.

 

Cada vez que Andrés solicitaba la ayuda de Juan, éste se comportaba de forma bastante desdeñosa y siempre le decía, “déjalo ya lo hago yo”, lo cual dejaba insatisfecho a Andrés ya que, si se lo hubiera explicado, él podría resolverlas en el futuro.

 

Juan en muchas ocasiones se quejaba a Andrés de que no pudiera hacer las cosas por sí solo, y que siempre tenía que ir de su mano.  Andrés en una ocasión explotó y planteó que, si le explicara las cosas correctamente, no tendría que estar molestándolo.

 

Este incidente condujo a una serie de fuertes discusiones delante de otros compañeros del departamento, lo que llevo a que el jefe les convocara a una reunión. La reunión no fue muy productiva y cada uno de ellos se sentía como si no hubieran sido escuchados por su jefe, que se limitó a indicarles que tenían que trabajar como profesionales y dejar sus problemas personales a un lado.

 

La solución

 

La dirección de la empresa decidió acudir a mediación. La mediación se enfocó hacia los temas centrales que les preocupaban y necesitaban resolver. Juan planteó que no tenía sentido la formación que Andrés había recibido, y que le obligaba a realizar algunos de sus trabajos.

 

La formación se identificó como un camino a seguir, parte de la cual la podía desarrollar Juan complementando la de otras por otras fuentes. Juan aceptó realizar esta formación y se acordó por otro lado que Andrés realmente no tenía por qué conocer todos los procedimientos. Andrés admitió que a veces debido a su ambición y ganas de saber, preguntaba más de lo que necesitaba.

 

Ambas partes se pidieron disculpas por los incidentes acontecidos y decidieron hacer una lista de cuestiones que necesitan para trabajar y un reparto de las funciones delimitando las responsabilidades de cada uno.  Se sugirió una revisión de la situación a los tres meses después de la mediación.

 

La mediación duró 1 jornada de trabajo, y resolvió una situación que llevaba 6 meses arrastrándose sin resolver y que habría ido creciendo exponencialmente.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© En Acordia,trabajamos por el acuerdo

Llamar

E-mail